Strong Customer Authentication para pagos on line

Seguramente ya hemos comprobado que se han realizado algunos cambios cuando procedemos a realizar una compra on line. Estos cambios se han producido a partir de septiembre de 2019 pero…¿sabemos por qué?.

La Unión Europea aprobó una revisión normativa que afecta a las compras por internet, algo que realmente se pone especialmente de relieve por el aumento del tráfico jurídico en internet en los últimos años y la, más que segura consolidación, tras el COVID 19, y la situación de aislamiento social.

Esta nueva normativa, la Directiva revisada (UE) 2015/2366 sobre pagos (PSD2) sobre proveedores de servicios de pago dentro del Espacio Económico Europeo, consiste fundamentalmente en la introducción de la llamada Strong Customer Authentication (SCA), es decir, la Autenticación Reforzada de Cliente.

Esta nueva herramienta consiste en un instrumento para procurar reducir el fraude en los pagos realizados con tarjeta y a través de internet, es decir, se pretende la implantación de un nivel adicional de autenticación para la realización de las compras on line. De esta forma, la Unión Europea, busca la creación un sistema de pago seguro on line, lo que dificulta sin duda las posibilidades de fraude.

Esta herramienta contiene la inclusión de tres factores de autenticación nuevos de los cuales al menos dos deberán introducirse en el proceso de compra on line, a saber:

  1. – Una contraseña o un PIN.

  2. Un Smartphone o un token.

    3.- Una huella digital o rasgos biométricos.

El fin jurídico de esta normativa es la protección del consumidor, reduciendo el fraude en los pagos por internet, teniendo en cuenta que estas operaciones se han multiplicado en los últimos tiempos.

Es fundamental tener en cuenta que esta herramienta es de aplicación en las operaciones cuyo pago por internet sea iniciado por el cliente, y no en los pagos recurrentes que, como es sabido, son considerados iniciados por el comercio. A esto debemos incluir una serie de excepciones que hay que tener en cuenta:

a) Transacciones económicas cuya cuantía sea inferior a 30 €

b) Suscripciones por una misma cantidad a un mismo comercio (considerado pago recurrente)

c) Transacciones consideradas de bajo riesgo, siempre que no se exceda una cuota determinadas de fraudes.

d) Comercios seguros aprobados por los usuarios previamente.

  • Transacciones de bajo riesgo en el caso de que el proveedor de pagos y el banco no excedan una cuota determinada de fraudes.
  • Transacciones inferiores a 30€.
  • Suscripciones por una misma cantidad a un mismo comercio.
  • Comercios seguros aprobados por los usuarios previamente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: